En el reino de las tablets Apple gobierna con puño de hierro. Según la consultora Statista durante el segundo trimestre de este año los iPad han acaparado casi el 32% de este mercado si nos ceñimos a las unidades distribuidas, lo que los coloca a una distancia cómoda de las tablets de Samsung, que se han hecho con un muy digno 19,6%. Los demás fabricantes están a mucha distancia de estos dos, por lo que es evidente que, por el momento, a los de Cupertino aquí no hay quien les tosa.

Las cifras en las que acabamos de indagar no han sufrido variaciones importantes durante los últimos años, pero hay marcas que siguen confiando en el potencial que tienen las tablets con Android. Y continúan apostando por estos dispositivos. Xiaomi es una de ellas. Han pasado tres años desde que lanzó su última tablet, la Mi Pad 4, y, por fin, ya está entre nosotros su sucesora. Y la hemos probado.

La tablet Pad 5 de Xiaomi tiene poco que ver con la Mi Pad 4. Cabía esperar que sus especificaciones fuesen claramente más ambiciosas porque en tres años la tecnología de muchos de sus componentes se ha desarrollado muchísimo. Sin embargo, como estamos a punto de comprobar, su diseño y su acabado también son muy diferentes. En este terreno la nueva tablet barre a su predecesora. Aquí tenéis qué nos ha parecido después de haberla probado con cierta calma durante su presentación en las instalaciones de Xiaomi en Madrid.

Xiaomi Pad 5: especificaciones técnicas

características

pantalla

LCD IPS de 11 pulgadas con resolución WQHD+ (2560 x 1600 puntos), refresco de 120 Hz, relación de contraste de 1500:1, relación de aspecto 16:10 y compatibilidad con contenidos Dolby Vision

procesador

Qualcomm Snapdragon 860 con 8 núcleos y fotolitografía de 7 nm

gráficos

Adreno 640

memoria principal

6 GB

almacenamiento

128 o 256 GB UFS 3.1

cámara frontal

Sensor de 8 megapíxeles y óptica con valor de apertura f/2.0

Grabación de vídeo a 1080p y 30 FPS

cámara trasera

Sensor de 13 megapíxeles y óptica con valor de apertura f/2.0

Grabación de vídeo hasta 4K a 30 FPS

accesorios

Lápiz digital Xiaomi Smart Pen. No está incluido en el paquete y cuesta 99,99 euros

sonido

Audio estereofónico

Cuatro altavoces de 16 x 20 mm

Procesado Dolby Atmos

Hi-Res Audio

sistema operativo

MIUI 12.5 para Xiaomi Pad basado en Android 11

conectividad

USB-C

conectividad inalámbrica

Wi-Fi 802.11ac

Bluetooth 5.0

sensores

Giroscopio, acelerómetro, sensor de proximidad y brújula digital

batería

8720 mAh

Cargador de 22,5 vatios incluido en el paquete (la tablet puede cargar con una potencia máxima de 33 vatios)

dimensiones

254,7 x 166,3 x 6,9 mm

peso

511 g

colores

Gris cósmico y blanco perla

precio

399,99 euros (299,99 euros en promoción durante los días 23 y 24 de septiembre)

Los marcos podrían ser un poco más finos; eso sí, esta ‘tablet’ está bien acabada

Los marcos de las tablets no suelen ser tan estilizados como los de los teléfonos móviles por una razón: su tamaño y su peso son sensiblemente mayores que los de los smartphones, lo que provoca que cuando las sostenemos en nuestras manos nos veamos obligados a agarrarlas con más firmeza. Si sus marcos fuesen extremadamente finos acabaríamos colocando nuestros dedos sobre el panel táctil, y posiblemente llevaríamos a cabo acciones sobre la interfaz que no pretendemos ejecutar.

La reflexión que acabo de proponeros pretende ponernos en contexto para ponderar lo que estoy a punto de defender: creo que tanto esta tablet como la mayor parte de las que podemos encontrar actualmente en el mercado pueden permitirse unos marcos un poco más finos. En ningún caso deberían ser tan finos, en mi opinión, como los de los teléfonos móviles actuales, pero me parece que Xiaomi podría haber arañado unos milímetros a cada marco que habrían logrado estilizar un poco más este dispositivo. En cualquier caso, no es más que una percepción personal, y como tal merece la pena tomarla.

Xiaomipad5frontal

A la parte trasera de esta tablet no puedo ponerle ninguna pega. En la siguiente fotografía podéis ver que es completamente plana, y su uniformidad solo se ve alterada por el módulo de la cámara, que sobresale unos milímetros. Al colocarla sobre una mesa queda ligeramente inclinada, pero es algo a lo que ya nos han acostumbrado muchos smartphones, y, afortunadamente, su impacto en nuestra experiencia es mínimo.

En mano esta Pad 5 transmite robustez, y es lo suficientemente ligera para que podamos sostenerla a pulso durante varios minutos sin cansarnos

En mano esta Pad 5 transmite robustez, y sus 511 g de peso son lo suficientemente moderados para que sostenerla a pulso durante varios minutos mientras la utilizamos no represente un problema. Eso sí, su superficie es un imán para el polvo, aunque no tanto para las huellas dactilares gracias al tratamiento oleófugo que le ha dado Xiaomi. En cualquier caso, quien quiera tenerla siempre impoluta tendrá que limpiarla con frecuencia.

Xiaomipad5trasera

En la siguiente fotografía podemos ver la que sin duda es una de las señas de identidad de esta tablet desde un punto de vista estético: su perfil plano impecablemente mecanizado en aluminio. Es una apuesta estética muy diferente a la que nos propuso esta marca con su anterior tablet, la Mi Pad 4, y, en mi opinión, ha acertado. Esta Pad 5 me parece más elegante y refinada que su predecesora. Y, además, el aluminio de buena calidad, y este parece ser bueno, no se araña con facilidad y absorbe con bastante eficacia la energía de los impactos, protegiendo así la pantalla.

Xiaomipad5perfil

El rol de las cámaras integradas en las tablets es diferente al de las que incorporan los teléfonos móviles. El escenario de uso más frecuente que tienen en mente la mayor parte de los fabricantes es el puramente ofimático, y Xiaomi confiesa haber dimensionado tanto el sensor como la óptica de la cámara trasera de este dispositivo para facilitar la digitalización de documentos. No obstante, esto no significa que no podamos tomar otro tipo de fotografías utilizando las cámaras de esta Pad 5. Por supuesto que podemos, pero probablemente obtendremos mejores resultados usando las cámaras de un teléfono móvil si son razonablemente competentes.

Xiaomipad5camara

Aprueba con nota por su fluidez, y también por la calidad de su pantalla

En la tabla que hemos publicado un poco más arriba hemos recogido las especificaciones de la pantalla de esta tablet, y, como podéis ver, no está nada mal. Su panel LCD de tipo IPS y 11 pulgadas tiene una resolución de 2560 x 1600 puntos, por lo que nos propone una densidad aproximada de 275 ppp. Esta cifra no impresiona, pero está a la altura de lo que podemos exigir a una tablet de precio moderado. Además, según Xiaomi la relación de contraste nativa del panel es 1500:1, una cifra coherente con lo que nos suelen proponer los paneles IPS para estos dispositivos, y tiene un refresco de 120 Hz.

La capacidad de reproducción del color de esta pantalla es estupenda, que es como debe ser si el panel IPS es de buena calidad. En las especificaciones Xiaomi indica de una forma ambigua que «soporta DCI-P3», pero esta frase no nos dice gran cosa si no se especifica con claridad qué porcentaje de este espacio de color es capaz de reproducir. Necesitaría analizar con más calma esta tablet para evaluar mejor las prestaciones de su pantalla, pero esta primera toma de contacto me ha dejado un sabor de boca agradable.

A la pantalla de esta Pad 5 le pongo un pero: como podéis ver en las fotografías que ilustran este análisis, genera muchos reflejos

Eso sí, a la pantalla de esta Pad 5 le pongo un pero: como podéis ver en las fotografías que ilustran este análisis, genera muchos reflejos. Y en ocasiones pueden molestar, obligándonos a cambiar nuestra postura, o, incluso, nuestra ubicación, hasta adoptar una posición en la que los reflejos resulten un poco menos intrusivos. Algunas de las fotografías de este artículo tuve que repetirlas varias veces hasta encontrar la postura en la que los reflejos no estorbaban demasiado, aunque, como podéis ver, siguen presentes.

Xiaomipad5experiencia3

El siguiente desafío al que sometí la pantalla de esta tablet consistió en poner a prueba su capacidad de entrega de brillo. Dadas las circunstancias me encontraba en el interior de las instalaciones de Xiaomi y no podía llevarme la Pad 5 a la calle, así que la coloqué debajo de un foco que proyectaba un haz de luz intenso, y… ¡bingo! Sí, el brillo de la pantalla de esta tablet está a la altura, al menos a falta de probarla en un exterior muy iluminado. En cualquier caso, en un espacio interior repleto de luz artificial el panel de este dispositivo rendirá correctamente.

Xiaomipad5ajustes

Cuando utilizamos una tablet nuestra experiencia está condicionada en gran medida, además de por la calidad de la pantalla, por la fluidez con la que nos permite desplazarnos a través de la interfaz, y, sobre todo, iniciar apps y saltar de unas a otras de una forma ágil y cómoda. En este terreno el procesador Snapdragon 860 de esta Pad 5 rinde realmente bien, aunque es lo que cabe esperar que nos ofrezca un chip de última hornada como este. De hecho, hace poco más de dos meses nos demostró su capacidad durante nuestro análisis del estupendo POCO X3 Pro de Xiaomi.

Junto a esta ‘tablet’ podemos utilizar el lápiz digital Xiaomi Smart Pen, pero no está incluido en el paquete y cuesta 99,99 euros

Un apunte más que merece la pena que no pasemos por alto: junto a esta tablet podemos utilizar el lápiz digital Xiaomi Smart Pen, un complemento interesante con el que podemos tomar notas a mano alzada o dibujar directamente sobre la pantalla. Eso sí, no está incluido en el paquete. Si lo queremos tendremos que comprarlo aparte y pagar por él los 99,99 euros que cuesta.

Xiaomipad5experiencia

Todos sabemos que cuando utilizamos una tablet para reproducir vídeo, música o disfrutar videojuegos su calidad de sonido condiciona claramente nuestra experiencia. Si usamos auriculares la responsabilidad de reproducirlo correctamente recaerá en ellos, pero si empleamos los altavoces de la tablet es importante que estén a la altura.

Esta ‘tablet’ incorpora cuatro altavoces, y el diafragma de cada uno de ellos mide 16 x 20 mm

Desafortunadamente, durante esta primera toma de contacto con la Pad 5 no pude evaluar su calidad de sonido porque el espacio en el que la probé también estaba ocupado por muchas otras personas, y había un nivel de ruido ambiental relativamente alto del que no me pude aislar. Aun así, merece la pena que no pasemos por alto cómo ha resuelto Xiaomi el sonido de esta tablet.

En la siguiente fotografía podemos ver que en el perfil superior del dispositivo residen dos altavoces, y en el inferior hay otros dos idénticos a estos. No obstante, aunque incorpora cuatro altavoces el sonido, como es lógico, es estereofónico. El diafragma de cada uno de ellos mide 16 x 20 mm, un tamaño respetable que, sobre el papel, debería permitir a esta tablet entregarnos una respuesta en frecuencia digna. Además, virtualiza audio Dolby Atmos, algo a lo que ya nos han acostumbrado muchos smartphones.

Xiaomipad5dolby

La espera ha valido la pena: esta ‘tablet’ nos propone una experiencia satisfactoria

En los primeros párrafos de este artículo he mencionado que hacía tres años que Xiaomi no colocaba en el mercado una tablet, y no cabe duda de que es una espera mucho más larga de lo habitual en esta marca. Cabe la posibilidad de que la razón por la que se lo ha tomado con calma resida en la necesidad de esperar para analizar la evolución de este mercado. O puede que, sencillamente, esta compañía se ha tomado este tiempo para replantearse profundamente cómo debía ser su próxima tablet.

Esta ‘tablet’ Pad 5 es un acierto. Tiene un diseño cuidado, un buen acabado y unas especificaciones atractivas

En cualquier caso, esta Pad 5 es un acierto. Y lo es porque, como hemos visto, tiene un diseño cuidado, una construcción de muy buen nivel y unas especificaciones a las que no es fácil ponerles pegas. Además, su pantalla rinde estupendamente debido a que incorpora un panel IPS de buena calidad. Nuestras sensaciones durante esta primera toma de contacto han sido muy positivas, pero también hay varios apartados en los que creemos que esta tablet tiene margen de mejora.

Xiaomipad5conclusiones

El más importante es el tratamiento de los reflejos debido a que están presentes casi de forma constante y pueden tener un impacto perceptible en nuestra experiencia. Aunque es mucho menos relevante, los usuarios más tiquismiquis con la suciedad deben saber que esta Pad 5 es un auténtico imán para el polvo que se encuentra en suspensión en el aire. Eso sí, combate con cierta eficacia las huellas gracias a su tratamiento oleófugo.

Y, por último, puestos a pedir habría sido una buena idea que el lápiz digital Smart Pen estuviese incluido en el paquete, aunque provocase que esta tablet fuese un poco más cara (pero no los 100 euros que cuesta este accesorio). Pese a todo esto no cabe duda de que sus bazas pesan más que los apartados en los que puede mejorar, por lo que nos parece una opción que merece la pena tener en cuenta si tenemos claro que queremos movernos en el ecosistema de las tablets con Android.