%tigo%celulares%claro%olx%GoMobile%samsung%idapple%applestore%

Desde diciembre de 2016 que venimos reportando diversos incidentes con vehículos autónomos por parte de Uber, los cuales causaron incluso que la ciudad de California, lugar en donde el sistema estaba siendo probado, decidiera de manera unilateral frenar los tests y detener toda esta operación.

Lo que no sabíamos, o bien manejábamos en parte, es que durante todo ese tiempo las autoridades habían estado enviando advertencias para que la compañía se apegara a la jurisdicción local que regula el uso de vehículos autónomos. No obstante lo anterior, Uber decidió ignorar dichas alertas y seguir con el proyecto tal cual estaba programado, alegando que en realidad no se trataban de vehículos autónomos, sino que más bien semiautónomos, algo que en parte es verdad, ya que -en teoría- existe un conductor humano en todo momento controlando lo que pasa con el automóvil.

Así todo fue pasando relativamente desapercibido y sin mayor ruido. En el intertanto, incluso lograron ser ampliamente aceptados por la comunidad de Arizona, sin embargo un reporte publicado hoy por The Verge echa todo lo anterior por la borda, acusando directamente a la empresa de no hacer caso a las autoridades aún sabiendo que el accidente que dio inicio a toda esta polémica (un carro que se saltó una luz roja en un horario y calle de alta afluencia automotriz) fue efectivamente provocado por el piloto automático del Volvo XC90 SUVs.

A lo anterior también debemos sumarle la reciente acusación de robo de información privilegiada de la que el vicepresidente de Uber y también ex empleado de Waymo, Anthony Levandowski, está siendo imputado por estos días. La compañía perteneciente a Alphabet acusa al ejecutivo de haberse hecho de diversos datos mientras trabajaba en la empresa para posteriormente realizar su propia startup de camiones autónomos, Otto, marca que fue adquirida por la aplicación de taxis tan solo seis meses después de su fundación.

Un correo electrónico publicado por The Verge revela una conversación entre el asesor adjunto del Departamento De Vehículos Motorizados De California (DMV), Brian Soublet, y Levandowski, en la que el primero trata de aclarar qué tipo de vehículos está utilizando Uber en las calles del estado, estando ya él en el puesto directivo. La respuesta del ejecutivo apunta a la declaración que siempre ha dado la firma de transportes para estos casos, apuntando a que no se trata de automóviles sin conductor, sino que operados de manera semiautónoma, con una persona en el puesto del chofer, lo que en el papel deja la polémica hasta ahí. No obstante, el medio asegura que esto contradice a la experiencia obtenida por ellos mismos en una prueba pública ocurrida en diciembre en la ciudad de San Francisco, en la que derechamente no existía un conductor que supervisara el viaje.

Hasta el momento la empresa no ha emitido ningún comunicado oficial para clarificar esta situación, ni utilizado su derecho a réplica por medio del blog de tecnología, sin embargo deja en evidencia que las acusaciones contra Uber parecen estar completamente justificadas.

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.

%tigo%celulares%claro%olx%GoMobile%samsung%idapple%applestore% %tigo%celulares%claro%olx%GoMobile%samsung%idapple%applestore% %tigo%celulares%claro%olx%GoMobile%samsung%idapple%applestore%

%tigo%celulares%claro%olx%GoMobile%samsung%idapple%applestore%
Source: FayerWayer

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores

Advertisement

Advertisement