%tigo%celulares%claro%olx%GoMobile%samsung%idapple%applestore%

Un día hace 15 años un niño menudo con poca voz, pero con muchas ganas, salió al escenario a darlo todo con La chica del bikini azul. Entonces todavía no era Diego Boneta, sino Diego Andrés González Boneta, su nombre real.
 
La mayoría de chicos de su edad soñaba entonces con ser Luis Miguel, esa generación que nació a principios de los noventa observaba cómo aquel rubio de ojos claros, de pelo alocado y sonrisa perversa, tenía a medio mundo, sobre todo femenino, comiendo de su mano. 
 
Un referente demasiado tentador para un adolescente de 12 años con vocación artística. Lo que no sabía entonces Boneta es que a sus 26 iba a cenar con él en Malibú, California. 
 
Mucho menos que sería él, entre todos los chavales de su edad, el elegido para revivir la época más dorada y pletórica de uno de los ídolos de la música latina.
 
Boneta se convertirá en El Sol de México, en aquel que era cuando todavía brillaba.
 
La serie que prepara Netflix, junto a Telemundo y Gato Grande —la productora latina de la Metro Goldwyn Mayer— sobre la vida de Luis Miguel no tiene ni siquiera nombre, pero ya está vendiendo como ninguna. 
 
Los millones de seguidores de uno de los artistas con más discos vendidos en el mundo devoran cada nuevo detalle sobre un proyecto que promete desvelar, por fin, uno de los secretos mejor guardados: la verdad —”La única verdad”, precisó el propio Luismi— sobre la vida del cantante. Y eso, aunque no exista un nombre ni fecha de estreno, es más que suficiente para calentar a las masas.
 
El actor mexicano, estrella entre el público juvenil estadounidense, interpretará a Luismi en su mejor época, aquella del pecho más bronceado de Iberoamérica, de las suites de lujo, de las fiestas en Acapulco, pero también en aquellos momentos que nadie vio. “Durante décadas, muchas personas han hablado de mi vida.
 
Pero ha llegado el momento de que la verdad salga a la luz. Versiones hay muchas. Verdad solo hay una. Esta es mi historia”, remataba Luis Miguel en un adelanto de la serie.
 
Boneta (Ciudad de México, 1990) comenzó su carrera en México como estrella infantil. Además de participar en un concurso para jóvenes cantantes, tuvo un papel secundario en la serie Rebelde (en 2005), la adaptación mexicana de la original argentina Rebelde Way. 
 
Su salto a la fama no lo dio en su país de origen, sino en Estados Unidos. Es ahí donde se ha convertido en una estella para el público joven, especialmente tras su papel en Sream Queens (2015), donde su rostro llegó a circular por los autobuses de Los Ángeles. Otras de las series que le ayudaron a hacerse un hueco en el mundo holywoodiense fue Pretty Little Liars (2010) y Jane The Virgin (2016).
 
Aunque el empujón definitivo se lo dio su actuación en la gran pantalla junto a Tom Cruise en la película-musical Rock of Ages (2012).
 
El actor mexicano pondrá rostro al último recurso de Luis Miguel para levantar una imagen degradada desde 2015, a base de abandonar conciertos y no sacar ni un solo disco; además de enfrentar al menos tres demandas millonarias por parte de gente de su equipo, una de las cuales le ha costado hasta una detención. Después de décadas de misterio sobre su vida privada, parece que con este proyecto ha decidido vender al mejor postor lo más preciado que tenía: sus secretos.
 
La desaparición de su madre cuando él era solo un niño; los problemas de alcohol de su padre, sus fiestas y excesos con un Luis Miguel destinado a ser una joven estrella; la estrecha relación del cantante con uno de los hombres más turbios de México, Arturo El Negro Durazo —el jefe de la Policía de la Ciudad de México, acusado de haber instalado el terror y los abusos en la capital durante los ochenta—; el abandono de su hija Michelle Salas; sus mujeres, sus excéntricos caprichos; su declive; su desaparición de los escenarios; el “Eclipse de El Sol”.
 
Todo ello es una parte de lo que se espera saber por fin de un cantante acostumbrado a esquivar preguntas, a ofrecer contadas entrevistas —muy controladas por su equipo— y a proteger su vida privada a capa y espada.
 
Boneta ha llegado para interpretar todo lo que hasta ahora permanecía oculto. O al menos esa es la promesa de la serie. Una estrella teenager para rescatar a un deteriorado Luismi, más cercano que nunca a lo vintage.

Source: Nacionales

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores

Advertisement

Advertisement